blogak

Botxotik Ziberespaziora

Funambulista, Hasta que amaneciera

Veo que en lo que va siendo una larga trayectoria para un humilde blogsito todavía no había aparecido por aquí Diego Cantero, o sea, Funambulista, aunque sea de segunda generación en Canción con todos; bueno, tampoco aparece en mi resumen de 2021 de Spotify. Éste tema que te traigo hoy es el tercer adelanto de lo que será su nuevo disco, que saldrá en 2022, y sigue a los sencillos Me gusta la vida y La bohemia. La pista me ha llegado vía Marwán en Facebook.

He encontrado una presentación de este tema muy similar en "El Rescate Musical", en Cadena Cien o en Cadena Dial tras una pequeña búsqueda, así que supongo que será como un dossier para la prensa o así.

"es un viaje al pasado que recuerda esos principios de libertad, los intentos por descubrirse y afianzar una personalidad. “Una canción que, por lo menos, a mí me trae recuerdos muy bonitos y trata de llegar a un lugar de la memoria en unos tiempos en los que éramos extremadamente felices. Empezábamos a hacer todas las cosas por primera vez, empezábamos a formarnos las personas que hoy somos. Espero que a muchos de vosotros os lleve a ese momento donde descubríamos la vida de manera independiente por primera vez, donde elegíamos a esa familia que son los amigos y donde lo más importante era vivir el momento, pasarlo bien y estar ahí".

Merece la pena citar a la banda que le ha acompañado en el videoclip: el gallego Suárez a la batería, Luis Ramiro al bajo, David Otero a la guitarra (nuevo en este txoko, también) y Marwán a la guitarra y teclados, además de todos ellos haciendo coros. Hizo anuncios previos en los sitios de redes sociales sobre la banda, precisamente, comentando algo que le había pasado con aquélla, que le habían dado plantón los músicos... Vamos, que lo anunció hasta en un vídeo.

Solíamos quedarnos

hasta que otro se fuera.

Cambiábamos el mundo

bebiendo kalimotxo

bajo aquella higuera.

 

No estábamos del todo

seguros de quién eran

aquellos labios rojos

que de tanto esperar

se fueron con cualquiera.

 

Las noches en el muro,

guitarra y bandolera,

los punkis de la plaza

y una hippie descalza

pidiendo monedas.

 

Te hablaba del futuro

como si lo conociera.

Sonaba Extremoduro

quemando tus recuerdos

fue dejando huella.

 

Subías en el coche

los pies en la guantera.

Tramando algún desastre

para poder besarte,

mentir a las estrellas

 

Vivíamos de noche,

la calle era la escuela.

Bebiéndonos la luna,

paquete de Fortuna,

ni un duro en la cartera.

 

Solíamos quedarnos

Hasta que amaneciera,

contándonos la vida

y si faltaba hielo,

a la gasolinera.

 

Camino de la playa,

cuarenta grados fuera,

cantando a pleno grito

canciones que había escrito

para que me quisieras.

 

Subías en el coche,

los pies en la guantera.

Tramando algún desastre

para poder besarte,

mentir a las estrellas.

 

Vivíamos de noche,

la calle era la escuela.

Bebiéndonos la luna,

paquete de Fortuna,

ni un duro en la cartera.

 

Solo un recuerdo

es todo lo que queda.

Solíamos quedarnos

hasta que amaneciera.